Cesta de la compra

Jarra leche cerámica

35,00

Jarra para leche de cerámica que pertenece a la colección MOKA. Su diseño se basa en la clásica cafetera italiana, que ha cambiado el material y uso del diseño original y que pasa del fogón a la mesa.

Esta jarra de leche está diseñada para servir dimensiones similares a la cafetera de tamaño mini. Tiene una capacidad de 125 ml.

Las tapas de madera están teñidas en cinco colores diferentes, elige de qué color quieres vestir tu mesa.

Todas las piezas están elaboradas lenta y cuidadosamente en el taller; cada una de sus piezas y en cada una de sus fases. Al ser un producto totalmente artesanal, las fotos mostradas en la web pueden diferir ligeramente del modelo que llegará a tu casa.

Este producto está hecho en su totalidad en España, con proveedores de kilómetro cero y apoyando la iniciativa Zero Waste Europe.

Materiales

Taza: Loza blanca con esmaltado transparente mate. Tapa: Contrachapado de pino teñido, protegido con aceite apto para uso culinario.

Dimensiones

9,5 cm. x 12 cm. x 6 cm. Capacidad 125ml.

Taza: Loza blanca con esmaltado transparente mate. Tapa: Contrachapado de pino teñido, protegido con aceite apto para uso culinario.
9,5 cm. x 12 cm. x 6 cm. Capacidad 125ml.
Jarra para servir. Dentro del conjunto del servicio de café, está diseñada como jarrita de leche, pero cualquier líquido será bien acogido. No es apta para poner al fuego.
Puedes usar el lavavajillas y el microondas, aunque es preferible que lavarla a mano. Con un fuerte contraste de temperatura, el esmalte puede generar alguna pequeña fisura, craquelando la superficie. Eso no hace que la pieza se debilite o pueda romper, es sólo una descompensación entre el esmalte y el soporte cerámico. La tapa de madera está tratada y protegida con un acabado impermeable apto para uso culinario, pero debes evitar el uso de lavavajillas.
La loza es pasta Europa cocida a 1.045ºC en primer fuego y esmaltada con esmalte transparente mate 1888 apto para uso culinario. Está cocida a 980ºC en segundo fuego. Los materiales cerámicos proceden de Manises, Valencia.

Relacionados