fbpx

Azucarero terrones

29,00

Azucarero de cerámica  artesanal que aprovecha la parte inferior de la cafetera; es decir, el depósito del agua, perdonado la vuelta, para convertirse en esta pieza tan útil en cualquier mesa a la hora del desayuno o sobremesa.

Este azucarero imita a la perfección el diseño de la la mítica cafetera Bialetti.  La colección MOKA cambia el material y uso del diseño original, pasando de esta forma, del fogón a la mesa, convirtiéndose, por lo tanto, en un azucarero artesanal perfecto para los amantes del café.

La combinación de la madera con la cerámica, además de una apuesta estética, permite que sea una pieza muy duradera, ya que ningún golpe brusco de la tapa sobre la cerámica podrá terminar en una inesperada y amarga rotura, ya que aquí se trata de que todo sea agradable y edulcorado.

Puedes elegir el color de la tapa entre cinco opciones:

Madera natural | Amarillo | Rosa | Verde | Gris

 

Todas las piezas están diseñadas y elaboradas lenta y cuidadosamente en mi taller; Cada una de las piezas y en cada una de sus fases, es por ello que es una pieza 100% artesanal.

Finalmente, contarte que trabajo con proveedores de kilómetro cero.

Materiales

loza blanca con esmaltado transparente mate. Contrachapado de pino teñido, protegido con aceite apto para uso culinario.

Dimensiones

Medidas: 9 cm. Ø x 10 cm. Capacidad 225ml.

loza blanca con esmaltado transparente mate. Contrachapado de pino teñido, protegido con aceite apto para uso culinario.
Medidas: 9 cm. Ø x 10 cm. Capacidad 225ml.
Dentro del juego de café, es azucarero, y más recomendado para terrones, ya que la otra versión alberga un espacio para reposar la cucharilla. Si no lo vas a usar con esta función, fuera del juego de café, también puede ser un salero, salsera o un cuenco con tapa para múltiples usos.
La pieza cerámica puede ser usada en el lavavajillas y microondas, aunque es preferible que sea lavada a mano. Con un fuerte contraste de temperatura, el esmalte puede generar alguna pequeña fisura, craquelando la superficie. Eso no hace que la pieza se debilite o pueda romper, es sólo una descompensación entre el esmalte y el soporte cerámico. La tapa de madera está tratada y protegida con un acabado impermeable y apto para uso culinario, pero se ha de evitar el uso de lavavajillas.
La loza usada es pasta Europa cocida a 1.045ºC en primer fuego y esmaltada con esmalte transparente mate 1888 apto para uso culinario. Está cocida a 980ºC en segundo fuego. Los materiales cerámicos proceden de Manises, Valencia.

Relacionados